Como se fabrican los equipos AXION: etapa III

Nuestras últimas publicaciones (Como se fabrican los equipos AXION: etapa I y etapa II) estuvieron dedicadas a explicar cómo es el proceso de fabricación de nuestros elevadores e hidrogrúas. En esta ocasión, desarrollaremos a modo de cierre la última etapa del proceso, donde los equipos se terminan y se entregan al cliente.

La última fase del proceso que habíamos detallado tiene que ver con el ensamblaje de los elevadores y grúas. Una vez terminada esta tarea, se le hacen pruebas a cada uno de los equipos: primero se pone a punto el sistema hidráulico, y luego se verifica que no haya pérdidas de aceite, ruidos o interferencias. A todos se les hace una prueba mecánica, y a los elevadores se les realiza también una eléctrica. Asimismo a cada liner se le realiza una evaluación de rigidez dieléctrica, debido a que serán colocados en las barquillas de los equipos aislados para trabajos con tensión.

Las pruebas se hacen primero en vacío y luego en carga; en el caso de los elevadores, se practica también un ensayo con una persona en posición de trabajo. A las hidrogrúas se les realiza también un ensayo al 110% de su capacidad, para verificar el funcionamiento de los mecanismos de seguridad y sobre carga.

Una vez realizados estos procesos se corrigen las fallas que se detectan en los ensayos -si las hay-, se aplican los rótulos y se les agrega a los equipos los accesorios requeridos por el cliente. Como último paso del proceso, tenemos el montaje de los equipos, que puede ser sobre un vehículo del cliente o sobre uno fabricado desde AXION.

Al vehículo elegido se le monta el equipo correspondiente, luego se instala la toma de fuerza, y se finaliza el trabajo con las conexiones hidráulicas correspondientes. Terminado el montaje se controla el vehículo y la correcta instalación del equipo y sus accesorios. Luego se verifican los anclajes mecánicos, tornillos, placas y soldaduras para comprobar que todos los elementos se han colocado de forma adecuada. Una vez controlados todos los mecanismos y dispositivos, se finaliza con la puesta en servicio efectiva de los equipos terminados, accionando todos los movimientos primero en vacío y luego en plena carga.

De esta manera concluye la fabricación de nuestros elevadores e hidrogrúas. Al hablar sobre la primera etapa de nuestra producción, decíamos que un equipo de alta calidad solo puede ser obtenido a través de un proceso de fabricación que se rija por el control estricto de las tareas, la evaluación de los resultados y corrección de errores, y el uso de materiales y maquinarias de primera línea. Por esta razón, decimos que contamos con un proceso productivo de calidad, que nos permite construir elevadores e hidrogrúas de la más alta performance.

AXION, Alta performance a su alcance.